Un idioma vivo para Europa

Colaboran

Colabora

En el marco de la Presidencia Española UE 2010

Ministerio de Cultura - Madrid (España)
29 y 30 de abril de 2010

IV Acta Internacional de la Lengua Española
Un idioma vivo para Europa

La Casa de las Siete Chimeneas: un lugar emblemático de Madrid

La casa de las siete chimeneas

Fachada principal del Ministerio de Cultura

Banderolas con el cartel de la IV Acta a la entrada del Ministerio de Cultura

En una ciudad como Madrid, una de las capitales culturales más importantes del mundo, existen numerosos lugares emblemáticos para albergar todo tipo de eventos relacionados con la lengua y la cultura española. No hacía, por tanto, falta ir demasiado lejos para elegir el lugar de celebración de la IV Acta Internacional de la Lengua Española.

Ese lugar estaba en el propio conjunto arquitectónico conocido como La Casa de las Siete Chimeneas, adquirido a principios de la década de los ochenta por el Ministerio de Cultura para establecer su sede.

Situada en torno a la Plaza del Rey y a escasos metros de la sede del Instituto Cervantes, algunos autores atribuyen el diseño de la Casa de las Siete Chimeneas a Juan Bautista de Toledo y la autoría material, a su ayudante, Juan de Herrera, pero tales extremos todavía no han podido ser comprobados con absoluta certeza. La realidad es que, hacia 1570, el edificio estaba terminado, luciendo las siete chimeneas que le dieron nombre.

La Casa de las Siete Chimeneas pasó a ser patrimonio de diversos propietarios a lo largo de su historia (entre otros, el edificio estuvo ocupado por el conde duque de Olivares, el marqués de Esquilache, Manuel Godoy, etc.). En 1840 el edificio hubo de ser reformado al construirse el Circo Olímpico (luego Price) en sus inmediaciones.

Otras reformas posteriores ampliaron el edificio longitudinalmente y lo dotaron de nuevas fachadas. En 1881 Jaime Girona (conde de Eleta) compró la Casa a la familia de los Colmenares (condes de Polentinos) para sede del Banco de Castilla. Se encargó al arquitecto Manuel Antonio Capo su restauración en un intento de devolverle el aspecto original.

En 1957 el edificio fue adquirido por el Banco Urquijo, siendo reformado por los arquitectos José Antonio Domínguez Salazar y Fernando Chueca en 1958. Desde principios de los ochenta la Casa de las Siete Chimeneas, un comjunto al que se ha unido el edificio colindante, acoge la sede del Ministerio de Cultura, en cuyo Auditorio tuvieron lugar las sesiones de la IV Acta Internacional de la Lengua Española.